La melancolía (y otros) de Haruhi Suzumiya

Bueno últimamente me he enganchado a leer esta serie de novelas ligeras y realmente me pareció bueno recomendarla. Para quienes no lo saben, novela ligera es un “género” japonés que se caracteriza por su sencillez, tanto en gramática como en recursos y que va dirigido a público joven principalmente, aunque no le resta que pueda ser difrutado por personas algo más adultas en este caso.

La historia está narrada en primera persona por el protagonista, de quien hasta donde he leído nunca revelan su nombre pues todos le llaman por su apodo, un chico que acaba de entrar a bachillerato y empieza a madurar. Sin embargo todo gira en torno a una hiperactiva, excéntrica y algo malhumorada chica llamada Haruhi que se presenta diciendo que no le interesan los humanos ordinarios, sólo los aliens, viajeros en el tiempo y personas con poderes sobrenaturales. En medio de su aburrimiento termina formando un club al cual arrastra al protagonista, a una tímida, linda y bien dotada estudiante de segundo grado, a una callada chica que es la única integrante del club de literatura de cuyo salón designado para sus actividades se apropia como base para su “Brigada SOS” (como le llama a su club) y posteriormente a un sonriente estudiante “transferido misteriosamente”. El contraste de las personalidades de todos ellos ya es lo suficiente interesante desde mi punto de vista, Haruhi con exceso de energía siempre planeando nuevas locuras, Mikuru forzada a vestir trajes bastante sugerentes y a actuar como sirvienta en el club, Yuki casi siempre leyendo callada e inexpresiva aunque no duda en ayudar con las cosas que se le ocurren a Haruhi, Itsuki que sigue la corriente siempre sonriendo y Kyon que se queja y actua como la voz de la razón aunque normalmente termine colaborando, sin embargo… ¡A PARTIR DE AQUÍ SPOILER!

Uno a uno los otros personajes se van revelando al protagonista como humanos no ordinarios. Yuki Nagato en realidad es una extraterrestre, o más específicamente una interfaz biológica creada por la “Entidad Intregadora de Información”, con habilidades increíbles para afectar la realidad física. Mikuru Asahina resulta ser una viajera en el tiempo e Itsuki Koizumi tiene poderes sobrenaturales, aunque sólo puede usarlos en determinadas circusntancias.

¿Y qué hay de Haruhi? Bueno los otros tres fueron enviados para observarla, pues ella corresponde a una irregularidad que cada uno de ellos interpreta de manera diferente. Para Yuki y la Entidad Haruhi es la clave para la evolución por su capacidad para crear información a niveles superiores a cualquier organismo biológico. Para Mikuru, una singularidad con la capacidad de modificar los planos temporales que debe ser vigilada. Y para Itsuki, ella es prácticamente Dios, pues según él y su “Agencia” ella puede destruir y recrear la realidad completamente dependiendo de su estado de ánimo. Lo que es seguro es que Haruhi puede modificar la realidad de formas extrañas, pues ha reunido a los personajes que ella buscaba aunque sin darse cuenta de esto, además de numerosos sucesos que son narrados en las novelas.

En sí mientras siguen a Haruhi con sus caprichos ellos tratan de evitar que se descontrole demasiado. La historia mezcla situaciones bastante comunes con ciencia ficción de una manera maravillosa, narrando la vida escolar y otros eventos ordinarios junto con paradojas de viajes en el tiempo, dimensiones paralelas, coincidencias inverosímiles y más.

Para mí una serie muy entretenida que en verdad vale la pena leer para despejarse por su forma tan sencilla y a la vez divertida.

1 me gusta